top of page

5 formas de mejorar el ánimo de los colaboradores en invierno.

El invierno sigue aquí. Algunos pueden decir que es su estación favorita, para otros seguro es todo lo contrario, y más cuando se trata de productividad. Aunque no aplica para todos, es una realidad que la moral de los colaboradores disminuye durante el invierno.


Tal vez los adornos y el árbol de navidad aún estén luciendo en casa, sigas recordando las fiestas y posadas, es algo muy común y entendible. Los meses de invierno pueden ocasionar una montaña rusa de emociones: Ver a tu familiar unida, volver a ver a seres queridos, festejar y relajarte unos días; pero de repente ya estás de vuelta tratando de retomar el ritmo en el trabajo, aunado a la incertidumbre que genera la pandemia. Varios estudios han demostrado que enero y febrero son consistentemente los meses menos productivos.


Ahora bien, ¿Cómo lograr que se recuperen los equipos y se motiven para volver a ser productivos? El primer paso es hacer una pausa de reflexión. Darse un poco de espacio para aceptar que las vacaciones fueron geniales, pero que llegaron y se fueron, y que habrá en definitiva, más momentos para el descanso y la relajación. ¡Es hora de comenzar a trabajar en esos objetivos, metas y deseos que te propusiste a fin de año!


Celebra los triunfos de la empresa.

Una excelente forma de lograr la motivación de los colaboradores en los primeros meses del año es hacer visible lo que se logró el año pasado. ¿Se consiguieron los objetivos? ¿Se vencieron los grandes retos? ¡Tómate el tiempo para reconocer y celebrar el esfuerzo que se realizó y que ayudó a hacer posible los resultados positivos!


Si por alguna razón se postergo la premiación de lealtad, aún es tiempo de agradecer a esos colaboradores que siguen al pie del cañón. Reconocerlos, sin duda, trae nuevos aires de motivación a las organizaciones. Si necesitas asesoría, ¡contáctanos hoy mismo!


Mejora las rutinas y crea nuevos hábitos.

Es un año nuevo, pero es posible que tu liderazgo aún no se sienta como una nueva y mejor versión de sí mismo. Volver a los buenos hábitos o establecer mejores rutinas puede ayudar a superar la depresión postvacacional.

Los líderes deben preguntarse qué es lo que necesitan los colaboradores y qué debe ser modificado para ser más productivos y estar satisfechos con su trabajo.


Un estudio sobre el cansancio de las reuniones demostró que el 89% de los colaboradores están de acuerdo en que se aumentaría la productividad y enfoque si al menos se eliminara un día de reuniones programadas entre el equipo.


Algunas nuevas rutinas de liderazgo podrían ser probar una plataforma de administración del tiempo, crear un tablero para rastrear lo que es importante, establecer un diagrama de flujo del plan de trabajo, realizar dinámicas para premiar los mejores desempeños, o bien, un pequeño programa de premiación a corto plazo. Recuerda que no debe ser fin de año para reconocer y premiar a los colaboradores.

Asignar mentores a los nuevos colaboradores.

¿Este año nuevo se sumaron colaboradores a la organización? Los kits de bienvenida es una excelente forma de hacerlos sentir motivados y que están siendo tomados en cuenta para formar parte de los objetivos de la empresa. Incluso un producto pequeño como un pin puede dar un gran mensaje.


Los meses de invierno pueden parecer un poco lentos y pesados ya que todo el mundo está volviendo a la normalidad. Si se une un nuevo compañero de equipo, asociarlo en los primeros días puede inspirar a alguien que ha estado en la organización durante años. Llegan a experimentar lo que es empezar de nuevo en la empresa, aunque ahora sea totalmente diferente. Además, normalmente los colaboradores recurren primero a sus compañeros que no sean los jefes cuando buscan formas de aprender de los procesos. El aprendizaje entre pares es poderoso y significativo para todos en el trabajo.

Esto realmente puede empoderar el comportamiento de los colaboradores veteranos a medida que regresan a su ritmo.

Mostrar a los colaboradores que confía en ellos para enseñar a otros puede reforzar el compromiso con su desarrollo personal y perfeccionar sus cualidades de liderazgo.


Combina objetivos laborales y personales con tu equipo.

Hablando de desarrollo personal, ¿La organización le permite a sus equipos comunicar las metas personales y laborales para el año? Esto podría ser pagar una deuda estudiantil, ahorrar para comprar una casa, comprar o renovar su coche.

Los colaboradores quieren sentirse escuchados por sus compañeros y encontrar formas naturales de conectarse. Esto puede funcionar cuando incorporan metas personales con las que esperan lograr en el trabajo.